x ¡No te arrepientas!
Agenda tu cita aquí
Agenda
tu cita
Icono de cita corazón eyedesign

 Agenda tu cita en el sistema



¡No te arrepientas!

¡No te arrepientas!

Por: Lady Lash Fecha: 12/07/2018
Existen muchos dichos, historias y canciones que hablan acerca de los arrepentimientos, es un tema común en nuestra cultura y muchas veces mal enfocado ...

Existen muchos dichos, historias y canciones que hablan acerca de los arrepentimientos, es un tema común en nuestra cultura y muchas veces mal enfocado. Lo que te quiero decir es que a veces lo asociamos con arriesgarnos a vivir algo que no sabemos si esta bien o mal y ya después, veremos el tema de las consecuencias, el típico “Ching..su” o el enfoque religioso por ejemplo, hay muchos pero esta vez hablaremos de aquello de no hicimos, de lo que no vivimos y al final, nos pesa.


Una enfermera australiana llamada Bronnie Ware, escribió un libro acerca de este asunto después de trabajar con muchos enfermos terminales, acompañándolos y asistiendolos en este trayecto y a partir de esa experiencia escribió el libro  “Los 5 principales remordimientos de los moribundos (The Top Five Regrets of the Dying)” que me parece muy interesante y quisiera compartir los detalles contigo.


Cuando las personas se percatan de que les queda poco tiempo cambian su perspectiva de la vida, acomodan prioridades y empiezan a darle valor a aquello que en pasado no lo tenía, aun en esas circunstancias hay un crecimiento interno, es decir, el ser humano nunca deja de aprender, hasta el último momento tenemos esa capacidad.


Así como es común que las personas que han pasado experiencias cercanas a la muerte (paros cardíacos, coma) y regresan, casi todas coinciden en que ven una luz blanca, un túnel, etc. Los enfermos terminales también experimentan los mismos sentimientos al encontrarse en esta penosa situación.


La autora del libro les preguntó a todos los pacientes si hubieran hecho de algún modo diferente su vida y la mayoría coincide en “5 respuestas  terminales” que te quiero compartir:


1. “Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”. "Este era el lamento más común de todos. Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar, pueden mirar atrás con claridad y es fácil ver cuántos sueños no han sido realizados. La mayoría de la gente no había cumplido aún ni la mitad de sus sueños e iban a morir sabiendo que esto se debía a las elecciones que habían o no habían hecho durante su vida". Explica la escritora.


2. "Desearía no haber trabajo tan duro". "Cada paciente de sexo masculino que cuidé decía lo mismo. Se perdieron la juventud de sus hijos y la compañía de sus parejas. Las mujeres también se arrepentían de esto, pero como la mayoría eran de una generación anterior, muchas de las pacientes de sexo femenino no habían tenido que sostener la familia. Todos los hombres que cuidé lamentaban profundamente haber gastado su vida en torno al trabajo", escribió.


3. "Ojalá hubiera sido capaz de expresar mis sentimientos". "Muchas personas no expresan sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, nunca se convirtieron en lo que eran realmente capaces de llegar a ser. Hay muchas enfermedades que desarrollan sentimientos de amargura y de resentimiento", afirmó la ex enfermera.

4. "Ojalá me hubiera quedado en contacto con mis amigos". “Muchos han quedado tan atrapados en sus propias vidas que han dejado amistades de oro perderse a través de los años“. “Vi un muy profundo remordimiento por no haber brindado a esas amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían. Todos extrañan a sus amigos cuando se están muriendo”, cuenta.

5. "Me gustaría haber sido más feliz". "Este es uno sorprendentemente común. Muchas personas no se dan cuenta hasta el final de que la felicidad es una opción. Han permanecido estancados en viejos patrones y hábitos. El conocido confort o familiaridad se sobrepuso a sus vidas tanto física como emocionalmente. El miedo al cambio los dejó haciendo creer a otros, y a ellos mismos, que eran felices.”

Me parece que tenemos que poner atención a las respuestas en las que coincidieron estos pacientes terminales, aprender en cabeza ajena para que cuando estemos en la misma circunstancia definitivamente no compartamos los mismos remordimientos.


Aunque sea un tema sumamente trillado, hay que aprender a valorar las cosas cuando las tenemos, en especial a las personas que amamos y el tiempo que les dedicamos, caminar más ligeras, sin tantas culpas y reirnos más. Dedicate mas tiempo, ve más a tus amigas, di lo que piensas, pero sobre todo haz lo que sientas. Tu eres la protagonista de tu película, no le cedas el papel protagónico a nadie más.


No dejes de checar el sitio y redes sociales de Eye Design para que estés al tanto de todos los productos, servicios y promociones de vanguardia que tienen para ti, a mi me sorprenden con algo nuevo cada vez que voy.